Vengo de la noche, los bares, las discotecas, los vicios, la fiesta en su mayor expresión.

A los 16 ya estaba detrás de una barra, hoy mi jefe estaría en la cárcel.

He pasado de no saber abrir una cerveza,  a ser maitre, tener locales, negocios y algún que otro marrón que me guardo.

De abrir botellas de vino ni hablamos, mis clientes no eran de vinos, ¿Bebías vino en tu juventud?…

No fue fácil. La vida nocturna engancha y mucho,

Protagonismo, Dinero, Mujeres, “amigos”, etc.

En Marbella era un lujo, eso sí, todo pasa factura… Esto da para una serie y no es ni el sitio ni el momento.

Me tenía atrapado. Salir de ella me llevó más años de los que pensaba.

¿Qué harías en mi pellejo? Soy de belleza distraída, así que, el tema de ligar es un punto muy difícil de obviar y  de tontos no tenerlo en cuenta.

Todos tenemos una historia y todos vemos las orejas al lobo de manera diferente.

Aquí mi historia y cuando le vi las orejas al dichosos lobo.

Un DÍA una persona muy importante para mí, me dijo que no servía para nada más que para lo que hacía en ese momento. Lo que hacía en aquel momento tiene poca o ninguna importancia.

Esta persona me sacó literalmente de la noche, ya no era ningún adolescente.

Es importante para mi por un motivo, me hacía sentir importante.

No es mi dislexia, insisto, «ES importante».

Se me pasaba lo de la dislexia, la culpa es de ella y las flatas de ortografia tambine.


Me fuí o me invitaron a ir, depende a quién le preguntes. Un “ya nos veremos” y yo jodido, muy jodido.

 

Un año antes, mi padre había muerto tras una larga batalla contra una enfermedad. 

 

Mi madre ya se había ido en el 99, víctima de un cáncer fulminante. Yo vivía en Londres y volví con la esperanza e ignorancia de que iba a salir bien. Mi madre murió en mis brazos a los pocos meses.

 

Volviendo a ese DÍA, 44 tacos, creo recordar ¿La edad es un número? Y una mierda, ¿Que voy hacer? ¿Era demasiado tarde para empezar de nuevo? 

¿Empezar de nuevo? ¿Otra vez?, sí Otra vez.

Me fui al otro lado del mundo pensando que todo se iba a arreglar.

Después de un viaje inolvidable, es tan típico que lo voy a obviar, me comía el mundo.  

 

Lo sé, es igual de típico que el viaje, y ¿qué hago?, es mi historia, ¿no?

 

Al poco tiempo me sentía la mierda más grande que había visto encima de la tierra

No recuerdo haber llorado tanto, sentirme tan solo y sobre todo tan inútil, TAN INSIGNIFICANTE

¿Qué mierda voy hacer yo ahora? Sin trabajo, pagando una hipoteca a 30 años, solo, sin oficio, ni beneficio, sin estudios, bastante manazas, nada hábil…

 

AQUÍ LE VI LAS OREJAS A MI LOBO

 

ME CONTÉ VERDAD


No pintaba nada bien, pintaba muy mal, mal de cojones..

Poco podía hacer, salvo una cosa

ACEPTAR y ACTUAR

Me regalaron un PC seguido de una frase:

“Seguro que tú le sacas partido, a mi ya no me sirve para nada”

Era mi primer PC, no sabía qué hacer con él.

Casi 4 años después he creado mi vida. 

¡Fácil no, imposible tampoco!

Soy Santiago Esteban y he cambiado mi vida, mi mentalidad, mis habilidades y quizás lo más importante, ME HE RESPONSABILIZADO DE MIS ACCIONES Y DECISIONES

Ahora sé que no es cuestión de dinero, de talento o de títulos universitarios.



ES CUESTIÓN DE TENER UN PARA QUÉ

¿Cómo? PERSEVERANDO

 

¿Vas hacer
lo mismo de siempre para tener los mismos resultados

o ¿Vas hacer algo diferente para cambiar tu mentalidad?

👆🏽¿Qué vas hacer hoy?👆🏽